jueves, 17 de marzo de 2016

CONDONES. MADUREZ E INNOVACIÓN

En fin, ya sabemos que los tiempos cambias y todo lo que está a nuestro alrededor se renueva. Si eres una persona madura, sabrás que muchas de las cosas que existían durante la juventud o han desaparecido o han cambiado, normalmente para mejor. Cuando te iniciaste en el sexo, tenías muchos deseos y expectativas. Existe la posibilidad que te hayas informado para tener la mejor experiencia y descubrieras que, si tenías sexo sin precauciones, podrías sufrir algunas consecuencias relacionadas con enfermedades sexuales o el embarazo no deseado. Desde ese momento, empezó el dilema de cómo obtener una provisión de Condones que te permitieran disfrutar de todo el placer y sin angustia. Al momento de resolver y obtener los preservativos, descubriste que no eran más que unas gomas de látex, sin más detalles. Aprendiste cómo ponértelo o ponérselo a tu pareja y lo aceptaste como un mal necesario, que en algunos momentos te hacía perder placer y, a veces, te causaba irritación. Pero, como dijimos antes, todo cambia y el mundo de los preservativos de igual manera lo ha hecho.



CONDONES. MÁS ALLÁ DE LA PREVENCIÓN
Hoy en día, prevenir enfermedades sexuales y evitar embarazos solo es una parte de las capacidades que tienen los Condones. Actualmente, los fabricantes de estos protectores se enfocan, también, en buscar que los mismos sean más cómodos, eficientes y de uso placentero.
  • Textura. Hoy en día, ya no te enfrentas a texturas lisas que no producen ningún tipo de sensaciones. Esa pérdida de sensibilidad de los preservativos antiguo quedó atrás. Ahora, estos vienen con rugosidades y otros que dan más sensibilidad en la vagina o ano de quien es penetrado.
  • Tamaño. Antes se presentaban tamaños únicos que debían ser estirados hasta sus límites para poder meter el pene. Los actuales, se pueden encontrar en todos los tamaños, incluyendo para grandes grosores o largos.
  • Materiales. Si tienes alergia al látex, ya pueden encontrar condones en diferentes materiales, incluyendo materiales biológicos como de piel de cordero.
  • Lubricados. La mayoría de los preservativos actuales vienen con su propio lubricante. Además de atractivos como cambios de temperaturas entre frío y caliente para cambiar la estimulación. Otros, traen lubricantes con retardadores para alargar la eyaculación.
  • Sabores. El sabor a goma de los profilácticos tradicionales, no es exactamente el más agradable. Actualmente, los puedes adquirir con variados sabores y olores.