jueves, 10 de marzo de 2016

PLUG ANAL. CONVENCIENDO A LA MUJER

A los hombres se les suele relacionar con cierto tipo de actividades y aficiones. Es costumbre pensar que a la mayoría les gustan los deportes, los automóviles y la cerveza. Si bien, estos no son rasgos característicos de todos ellos, no es menos cierto que la mayoría tienen esos gustos.

Pero, no solo allí, los hombre tienen deseos y fantasías, también el sexo, muchos de ellos piensan en lo mismo. No es raro, ver como un hombre voltea a ver las nalgas de una mujer cuando esta pasa delante de él.

Hay un instinto animal que atrae al sexo masculino hacia las grupas femeninas. Es decir, el juego de caderas, glúteos y cintura despierta las pasiones del macho. Por ello, no es sorprendente que la mayoría desee poseer analmente a la hembra, probablemente como un acto de hegemonía y dominio del sexo masculino.

Pero, ¿Las mujeres tienen el mismo interés? Se sabe que instintivamente, la mayoría de las féminas siente curiosidad por conocer el sexo anal, pero se detienen ante los temores morales o el dolor físico que se relacionan con esta práctica sexual.

Por lo tanto, si deseas poseer analmente a tu hembra, prepara el terreno para que ella sea quien lo desee y te permita la entrada. Así que, sería bueno que sigas algunos consejos y la convenzas de usar algún juguetito erótico, como un Plug Anal.


PLUG ANAL. UN ALIADO PARA CUMPLIR LA FANTASÍA

Los hombres suelen cometer diversos errores cuando desean penetrar por la “puerta de atrás” a una mujer. Estas equivocaciones, normalmente, producen el rechazo de ella y, por consiguiente, la frustración del cometido. Por ello, te hacemos las siguientes recomendaciones para que tu pareja acepte y quiera vivir la experiencia. No fuerces nada, convéncela y aplica estos consejos:
  • Dale un buen sexo oral vaginal y permítele disfrutar de las sensaciones.
  • Moja tu dedo en un buen lubricante y masajea la zona del ano mientras mantienes el sexo oral.
  • Introduce lentamente uno de tus dedos.
  • Después de meter un dedo, mete, poco a poco, un Plug Anal. Simultáneamente dale un buen masaje en el clítoris.
  • Cuando este sobre excitada, dile que se coloque en posición “perrito” e introduce tu pene con sumo cuidado.
  • Explícale que es bueno que use durante el día, mientras realice sus labores cotidianas, el plug anal. De esta manera, se irá acostumbrando a relajar el esfínter y permitir la penetración del pene.