lunes, 4 de abril de 2016

DILATADOR ANAL: NO FRUSTRES EL DESEO

De la vida solo nos llevamos las experiencia. Por ello, es importante que experimentemos todo lo que deseamos, más allá de lo que pueda suponer bajo la opinión de los demás.

Una de las áreas donde más se frustran las fantasías es la sexual. Aquí muchos hombres y mujeres posponen eternamente vivir nuevas experiencia por tabúes, miedos o mala información. Una de las experiencias más dejada de lado en las relaciones de parejas heterosexuales es el sexo anal.

Por un lado, los hombres no encuentran la manera de decirle a su pareja que les mata el deseo de penetrarla por el culo. Por su parte, las mujeres tienden a tener la curiosidad de vivir la experiencia pero no lo hacen, bien por miedo a lo que pueda decir la pareja o por miedo al dolor.

La verdad que todas estas razones son superables y no justifican que no se cumpla con el deseo de tener una buena sesión de sexo anal. En este artículo, nos referiremos al el miedo al dolor ante la penetración trasera y las ventajas del uso del Dilatador Anal para superar con éxito la experiencia.



DILATADOR ANAL: IDEAL PARA LA PAREJA HETEROSEXUAL

Sin lugar a dudas, sentir dolor durante la práctica del sexo, no es justamente lo ideal y puede ser muy frustrante. Pero, también, resulta ser enfadoso no disfrutar de una experiencia que se desea tener.

Por ello, te recomendamos el uso del Dilatador Anal para que permitas que se abran las puertas que den entradas al placer que quieres disfrutar. Así que veamos qué hacer:

  1. Lo primero es acostumbrar el ano a la penetración. Si bien esta zona no es de fácil dilatación, siempre todo se logra con el entrenamiento. Por ello, te recomendamos que adquieras en una tienda erótica un plug anal. Este es un juguetito de silicona u otro material, que está especialmente diseñado para ser introducido en el ano, de manera gradual y permitiendo la dilatación de este. De igual manera, al momento de usarlo es bueno que pongas tanto en el juguetito como en el ano algún buen lubricante, preferiblemente con base en agua. La ventaja de algunos diseños es que lo puedes dejar insertado y seguir con tu rutina diaria, esto hará que la zona se acostumbre a tener algo allí y sea menos sensible al momento de que penetre un pene real o artificial.
  2. En segundo lugar, es importante que al momento de la penetración real, siempre uses un lubricante, de preferencia uno de los que ya vienen con dilatador anal, para que coayude al proceso.